RECETA DE YOGUR NATURAL CASERO

Los yogures adquiridos en supermercados ya vienen endulzados, lo que incentiva el consumo exagerado de azúcar. Los yogures con sabores, se producen con frutas procesadas y transformadas en pulpa, lo que le quita el sabor, el aroma y el color. Hasta se les adicionan aromatizantes y colorantes. No hay nada como una fruta que acabó de salir del árbol.

El fermento lácteo es un conjunto de bacterias benéficas que se alimentan de lactosa, el azúcar natural de la leche, y producen la fermentación, lo que les proporciona energía. La fermentación es lo que transforma la leche en yogur, que es un alimento sumamente beneficioso.

Ingredientes:

1 litro de leche integral fresca

1 yogur natural hecho con leche y fermento lácteo

8 cucharas soperas de leche en polvo

Modo de preparación:

Caliente bien la leche hasta el punto de hervor. Al comenzar a hervir, apague el fuego. Coloque la leche en un pote con tapa. Es importante esperar que la leche se enfríe hasta estar tibia. No debe estar helada.

Bata la leche tibia con una batidora,  hasta alcanzar una consistencia espumosa. Adicione el yogur natural y bata nuevamente durante 3 minutos.

Tape el pote y cúbralo con un paño. Déjelo descansar en un lugar protegido, es preferible dentro del horno, por lo menos, 8 horas.

Si después de ese período, el yogur quedó firme, significa que las bacterias lácteas tenían el ambiente ideal para fermentar, multiplicando el yogur que ya estaba pronto.

Sugestiones de consumo: frutas del jardín, granola casera, miel orgánica, avena, linaza y otras mezclas diversas. Es aconsejable preparar el yogur al final del día, para que descanse durante toda la noche y por la mañana ya esté pronto.

El yogur natural dura 3 días y debe ser refrigerado. Si se desea, se puede colocar en el congelador para consumirlo congelado.

Separe una pequeña cantidad de este yogur y usted podrá prepararlo nuevamente. Solamente se debe repetir el proceso mencionado, utilizando su yogur casero.

RELACIONADOS

Checkin

Checkout